Ir a…

Fernando Arrabal recibe la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio

La condecoración reconoce los méritos contraídos en los campos de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación

El ministro de Cultura y Deporte en funciones, José Guirao, ha entregado hoy, en la residencia del embajador de España en Francia, la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio al escritor, artista, director de ópera y cineasta Fernando Arrabal Terán.
Guirao subrayó la “gigantesca contribución al teatro” de Arrabal, que es “el autor español contemporáneo más representado en los escenarios de todo el mundo”.
El ministro puso en contraste eso con el hecho de que estuviera “vetado en su propio país” durante la dictadura. Por eso, insistió en que “se merece todos los reconocimientos” de España, y por eso su Gobierno decidió darle este premio, por todo lo que ha aportado a su cultura y por la imagen que ha transmitido, ya que “España siempre está en su obra”.
En España, añadió, “a veces somos un poco parcos, austeros en el reconocimiento, y yo creo que no hay que ser austero, hay que ser justo. Y en justicia lo merecía”.
La condecoración, que reconoce los méritos contraídos en los campos de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación, le fue otorgada por el Consejo de Ministros en su reunión del día 1 de marzo de 2019, a propuesta del ministro de Cultura y Deporte, elevada por la ministra de Educación y Formación Profesional.
La Gran Cruz es el más alto grado de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio. Se otorga a personas físicas españolas o extranjeras que hayan contribuido en grado extraordinario al desarrollo de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia o la investigación, siempre que sea patente el nivel excepcional de sus méritos. Tiene un carácter restringido a un máximo de 500 personalidades.
Fernando Arrabal (Melilla, 1933)
Escritor, artista, director de ópera, y cineasta, Fernando Arrabal ha desarrollado su labor indistintamente en español y en francés.
Estudiante de Derecho en Madrid, fue galardonado en 1953 con el Premio Ciudad de Barcelona por su obra El triciclo. Muy poco después, en 1955, se traslada a París, país donde vive desde entonces y donde conocerá al poeta francés André Breton, representante del Surrealismo. En 1963, creará el ‘Movimiento Pánico’, alusivo al dios griego Pan junto a los artistas Roland Topor y Alejandro Jodorowski. Autor prolífico de teatro, sus obras se identifican con el teatro del absurdo. En 1969, Fernando Arrabal conseguirá ser el dramaturgo contemporáneo más representado
Entre sus muchos reconocimientos como autor dramático se encuentran el Gran Premio de Teatro de París 1967 por su obra El jardín de las delicias; el Premio de Teatro de la Academia Francesa 1993, el Premio Nacional de Teatro 2001 por su obra Cementerio de automóviles y el Premio Nacional de Literatura Dramática 2003 por su obra Carta de amor. También como escritor de narrativa, fue galardonado con el Premio Nadal con La torre herida por el rayo en 1982.
Como poeta destacan sus títulos: La piedra de la locura (1984) y Mis humildes paraísos (1985) y como ensayista Carta al general Franco (1978), Carta a los militares comunistas españoles (1978), Mil novecientos ochenta y cuatro. Carta a Fidel Castro (1983), Carta a José María Aznar (1996) y Un esclavo llamado Cervantes (1997). Con La dudosa luz del día (1994), ganaría el XI Premio de Ensayo de Espasa.
Fernando Arrabal ha desarrollado del mismo modo su creatividad en el cine, como actor y como director, y en la ópera, género para el que ha escrito y dirigido. Como pintor, en 2013 inauguró su exposición ‘Poèmes plastiques’ en el Museo de Montparnasse de París.
Doctor honoris causa por la Universidad Aristóteles de Salónica (2007), está galardonado con las insignias de Oficial de las Artes y las Letras francesas (1995) y Caballero de la Legión de Honor de Francia (2006).
fuente
Ministerio de Cultura y Deporte – Gobierno de España

 

SobreDirector