Un nuevo triunfo para la diseñadora Juana Martín en la ciudad de París. La coreógrafa y bailarina Blanca Li brilló con luz propia.

Un nuevo triunfo para la diseñadora Juana Martín en la ciudad de París La coreógrafa y bailarina Blanca Li brilló con luz propia.

Un homenaje de la diseñadora a su Andalucía natal en un día tan señalado.
La diseñadora Juana Martin mostró su esencia más personal y devota ensalzando la Fe profunda que profesa.
La Semana Santa Andaluza se trasladó sobria y sofisticada a la ciudad de la Luz.

 

La diseñadora cordobesa regresó como cada año al marco de la Semana de la Moda de París para presentar su nueva colección otoño invierno 2019/20.
Mujer de tradiciones, de raíces y de su tierra, Andalucía, esa es Juana Martin. La diseñadora, volvió a indagar en lo más profundo de sus orígenes siendo su inspiración la fe de los cristianos, una forma de vida intensa y apasionado que desde hace tiempo, quería declarar al mundo y transmitir a través de esta última propuesta.
La ciudad de la moda tuvo ocasión de sentir por primera vez la Semana Santa Andaluza. La interpretación de la inigualable Blanca Li tuvo gran protagonismo en la puesta en escena. Blanca Li, bailarina, coreógrafa y directora de cine reconocida internacionalmente, ha sido galardonada en numerosas ocasiones. Ha actuado durante más de 25 años con su compañía de danza contemporánea y ha dirigido 5 largometrajes. No pudo faltar en esta ocasión donde se reunió el arte y el talento. Dos mujeres luchadoras y emprendedoras, con un torrente de fuerza y actitud, se encontraron sobre la pasarela.
Hablamos de moda y a su vez también de arte, carisma y valentía. La escena estuvo cargada de emoción y devoción con una imagen de procesión de la mano del imaginero Manuel Martin Boillo, al compás del Canto tradicional de la Semana Santa por antonomasia, la saeta, interpretada por Ángeles Toledano, Antonio Mejías y Daniel Bermudez, de la mano de Flamenco Bohemio.
Pieza a pieza, como si de un puzzle se tratase, Juana Martín se proclama artista de aguja e hilo. Su propuesta para la temporada de otoño/invierno 2019/20 se compone de volúmenes notables con un aire de sobriedad constante, prendas donde el inolvidable binomio blanco-negro es el protagonista. Junto con el elemento clave de cada colección y marca de la casa, el volante, acuna con esmero y delicadeza un impecable resultado que celebra la pasión por un sentimiento único y desgarrador. Los tocados, de la firma de Tolentino Haute Hats, ponen el broche a esta colección.
Juana Martín consigue recrear un espíritu conmovedor a través de prendas sofisticadas en su versión más urbana y actual, donde refleja su carácter fuerte y maduro. Una vez más, en esta cita ineludible estuvo desfilando la modelo cordobesa Águeda López, a la que le une una gran amistad con la diseñadora.
París es ya el escenario de Juana Martín, donde amigos y colaboradores vieron reflejada la moda española en su expresión más solemne y sentida. Juana Martín regresó así, a lo que se está convirtiendo en su segunda casa.

fotos,video/Eduardo Paz(España en Paris)